Archivo de la etiqueta: chavismo

¿Sobrevivirá el chavismo a Maduro?

En el ambiente ronda cierta predisposición del gobierno hacia la movilización convocada convocatoria de la oposición para el primero de septiembre. Y pareciera que no son infundadas sus razones, porque, según la última encuesta de Venebarómetro, los venezolanos tienen mayor disposición a salir a la calle a protestar. Es precisamente eso lo que harán la próxima semana: exigir la fecha la recolección del 20% de firmas necesario para la activación del referendo revocatorio. De hecho, 58% de los consultados —de mil doscientos entrevistados— dice estar muy dispuesto a salir a firmar por el referéndum y 61,8% estar completamente seguro de ir a votar el día de esa jornada electoral.
Para Edgard Gutiérrez, uno de los directores de Venebarómetro, los números reflejan la fotografía del momento que vive Venezuela, y sobre estos se puede suponer cómo reaccionarán los venezolanos si el presidente Maduro y su gobierno impiden que se lleve acabo el referéndum revocatorio, tal y como está consagrado en la Constitución.
-Los números de la última encuesta de Venebarómetro pueden ser considerados como los peores de la historia, si se comparan con el record que ha levantado Venebarómetro. ¿Cómo se explica que el chavismo tenga un nivel de aceptación que llega al 25%?
Son los peores números en todas las dimensiones. En cuanto a su evaluación en septiembre del año pasado Maduro estuvo peor, apenas tuvo 20% de aprobación. Pero si consideramos los números electorales evidentemente son los peores para el chavismo. Podemos verlos de dos maneras: una que tiene 25%, y otra, que es la que más me gusta a mí: qué porcentaje de aceptación tenía antes el chavismo. Como fuerza viene de estar en 40 puntos, es decir viene en bajada. No es que tiene 25, sino que viene de 40. Lo que estamos viendo es un declive pronunciado.
Entrevista completa

 

Guillermo Morón: Los falsos héroes, como Chávez, desaparecen

El miembro de la Academia Nacional de la Historia de Venezuela asegura que la población retomará el curso de la historia
El miembro de la Academia Nacional de la Historia de Venezuela asegura que la población retomará el curso de la historia

Las paredes de la casa del historiador venezolano Guillermo Morón guardan cuentos y conocimientos para ser leídos. Tantos como los que puede contar este miembro de la Academia de la Historia venezolana a sus 90 años, de los cuales, al menos 75 ha sido testigo consciente de la construcción de la democracia como sistema de gobierno. Repasar con él los últimos 18 años fue el propósito de esta conversación que comenzó con una advertencia de su parte: “esta es la última entrevista que doy”.
La comprensión de sus limitaciones dice mucho de un ser humano, pero su incomprensión dice aún más. Y así lo deja claro Morón durante este diálogo. El cariño, la lealtad y la fidelidad, que son valores muy preciados para Morón, los advierte hoy como ausentes en Venezuela. Y para él su causa es clara.
“Por Chávez, porque él fue un destructor activo de la educación, del amor al país, de la honradez. Pasará a la historia cuando pase, todavía no lo han valorado, como uno de los peores personajes de la política nacional desde el siglo XVI hasta nuestros días. Nadie ha estudiado su personalidad ni su actividad política destructora durante 18 años.
-¿Y por qué usted no lo ha hecho?
Porque no he tenido la inteligencia ni la juventud apropiada para eso, porque se necesita dedicar tiempo, conocimiento de la historia del país, saber quién es la familia Chávez –que eso sí lo sé yo por razones familiares—pero no he querido hacerlo porque estoy viejo. Chávez fue hijo de un maestro de escuela muy competente, inteligente y honrado con el cual tuvo muy buena relación mi familia. Yo lo conozco porque mi obligación como historiador es saber lo que ocurre en el país.
-¿Cree que es posible desmontar el intento de desmitificar al expresidente Chávez, promovido por el chavismo, con el que ha querido equipararlo con el Libertador Simón Bolívar?
Claro que es posible. Chávez no se parece en nada a Simón Bolívar, ni siquiera en el color. Bolívar era blanco de la plaza y Chávez un ‘negrito’ de la plaza –dice en ese tono jocoso propio del venezolano cuando se refiere a los colores de piel y que el chavismo se encargó de satanizar—. Bolívar sigue siendo el Libertador, Chávez fue un destructor en forma ordenada y sistemática. Recuerde: `¡treinta años de cárcel! ¡ gas del bueno! ¡exprópiese!’. Esas tres expresiones caracterizan la dictadura de Chávez.
Entrevista completa

Cisneros: El gran reto es rescatar a Venezuela del “hombre nuevo del socialismo del siglo XXI”

La estrategia es un concepto proveniente del entorno militar que define el uso de los recursos para desarrollar operaciones tácticas con el fin de ganar una guerra. Cuando es incorporado a la generación de pensamiento y acción define la orientación con la que una nación planifica, con visión de largo plazo, el logro de su interés nacional tal y como está asentado en su constitución.

Imelda Cisneros, fellow de la Universidad de Harvard desde 1996, Magíster en Ciencias Políticas en la Universidad de Waterloo, consultora estratégica organizacional y exministra de Fomento del segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez, está convencida de que en el caso de Venezuela el mejor programa social es un buen plan de gobierno. Pero el gran reto cuando se registre un cambio en la conducción política del país, por la vía constitucional, es revertir ese «hombre nuevo» creado por la llamada «revolución socialista del siglo XXI»

-En términos de los logros del gobierno de acuerdo a una planificación estratégica reflejada en el Plan Nacional Simón Bolívar y el Plan de la Patria? Si es que los considera como tal, ¿cómo evalúa el país?

Analizar la situación de Venezuela es muy complejo, porque el gobierno no es un grupo homogéneo. Hay enchufados, militares, militantes del PSUV más y menos dogmáticos. Todo este grupo que maneja al país se ha convertido en una élite amorfa, gris, enredada, muy difícil de analizar. Pero si nos guiamos por lo que podría ser el pensamiento ideológico de Chávez y de su doctrina, si eso existe, y de su ideología, si eso existe, que no es marxista, ni fachista sino algo también amorfo que podemos señalar como la «Revolución del siglo XXI», ellos han sido unos grandes triunfadores.

Quien se posiciona como integrante del equipo del segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez reflexiona sobre ese éxito contradiciendo a quienes dicen que ese fue un buen equipo de gobierno, asegurando que fue un equipo fracasado y que los verdaderos exitosos han sido “estos que han logrado permanecer en el poder y han logrado destruir lo que existía para, supuestamente, construir algo distinto y crear al hombre nuevo. Han logrado solo la primera parte porque lo han destruido todo. Cada vez veo más difícil vivir como estamos viviendo, hay una destrucción total del país”.

– ¿Cree que el objetivo estratégico del chavismo y su continuación en el poder fue la destrucción de lo que había para construir? ¿Lo lograron?

Sí, lo lograron, creyendo que iban a poder montar algo nuevo. Pero el nivel de destrucción ha sido tal que no hay ninguna posibilidad de que logren montar algo nuevo, y para nosotros va a ser muy difícil.

-¿Chávez tenía un objetivo estratégico?

Yo creo que Chávez sí tenía un objetivo estratégico: una sociedad plana, igualitaria, basada en rebajar a los que estaban arriba en vez de llevar hacia arriba a los que estaban abajo. Para mí era esa su concepción, precisamente por ese odio y ese reconcomio interno de las personas que tienen resentimiento con la vida por lo que fueron, por lo que fue su familia. Ese tipo de gente no puede ver la situación en positivo, hacia la excelencia. Lo que buscan es disminuir a los demás en vez de ayudarlos a mejorar. Soy demócrata y no veo una salida que no sea por la vía constitucional y en los valores de la democracia. Desde un principio decía que si se atornillaban iban a destruir al país, no solo desde el punto de vista de la infraestructura, sino desde el moral, de el de los valores. Y fue así, destruyeron todas las instituciones del Estado. Ahora estamos tratando de recuperar el Poder Legislativo, pero también intentan acabarlo. ¿Cuál es el «hombre nuevo» que dicen ellos? Creo que en el tuétano el venezolano siguen siendo como lo conocíamos, con su bochinche, con su forma caribeña.

Entrevista completa

Dos años sin Chávez

No son pocos los decepcionados de Chávez y de su sucesor.

La partida física de Hugo Chávez sirve para contrastar la dicotomía que vive Venezuela: la de un gobierno que dice mantener su legado y la de una parte de los venezolanos desencantados de él.

Sus manos se apoyaban sobre el negro y frío mármol con el que está cubierto el féretro. Por segundo año, Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, le rindió honores a Hugo Chávez, quien antes de morir lo designó su heredero político.

En el Cuartel de la Montaña, en Caracas, donde Chávez se entregó tras el fallido golpe de Estado que intentó en 1992, reposan sus restos.

Desde abril de 2013, cuando Maduro ganó la presidencia, ha intentado mantener el “legado del comandante eterno”, como le llaman sus seguidores.

Pero lejos de caminar hacia el “mar de la suprema felicidad” como prometió Chávez a los venezolanos, estos sufren una crítica situación económica.

Maduro carga sobre sus hombros y alienta un modelo económico inviable sustentado en el llamado “Socialismo del siglo XXI”.

Las promesas de Chávez, y la realidad que se vive tras su muerte, quizás le habrán venido a la mente a Luis Pereda quien desde el oriente de Venezuela, en la isla de Margarita, vio a Maduro rindiendo tributo a Chávez por la prensa o la televisión.

Desde hacía 15 años Pereda, pescador de oficio en la semana, vendía cocos los fines de semana por necesidad frente a los restaurantes que había en playa El Agua, uno de los lugares más populares para turistas nacionales y extranjeros.

Pero ahora no sabe cómo ganará dinero, porque el gobierno de Maduro demolió los locales comerciales privados, con la promesa de construir un bulevar más atractivo para el turismo.

“Uno lo que anda es llorando porque ahora no tiene trabajo. Esto se ha caído por este gobierno, todo lo ha echado a perder. Yo voté por los dos, por Chávez y Maduro, pero estoy arrepentido por lo que están haciendo”, dijo a la Voz de América.

Teme que cuando las obras estén listas no lo dejen estar frente a la playa vendiendo cocos.

“Aquí va a estar mucha gente de real y no nos van a dejar entrar a trabajar”, agregó.

El parecer de Pereda contrasta con lo prometido por el chavismo: igualdad para todos.

En lo único que hay igualdad hoy en Venezuela es en la dificultad para conseguir alimentos, y en que durante el año que culminó su valor se incrementó en 102,5% según cifras oficiales.

A los chavistas ni siquiera la oración creada en honor a su líder los ha salvado de esa realidad que perciben en sus bolsillos cuando de llevar el pan a casa se trata.

“Danos hoy tu luz para que nos guíe cada día, no nos dejes caer en la tentación del capitalismo, mas líbranos de la maldad de la oligarquía, (…) Por los siglos de los siglos amén. Viva Chávez”, invocaron en septiembre pasado por primera vez, sin ver resultados.

El gobierno, encargado de continuar con lo que llaman “su legado”, se ha ocupado en el último año de demostrar, a los venezolanos y al mundo, que hay confabulaciones que intentan separar a Maduro del poder, postergando por esta causa, de forma recurrente, la toma de decisiones para hacer frente a la crisis.

Diversos voceros del oficialismo han dedicado su tiempo a promover la confrontación política con la oposición venezolana y constantemente con países como Estados Unidos.

Maduro incluso pidió este 5 de marzo, durante uno de los múltiples actos conmemorativos por los dos años de la muerte de Chávez, que salieran a la calle si algo le pasaba.

“Si ustedes amanecieran con una noticia de que me ha sucedido algo, salgan a la calle a restablecer la paz”, instó Maduro.

Publicado en voanoticias.com

La “tumba” en el cuarto sótano

Esta es la última foto de Gerardo Carrero con su familia, antes de ser detenido tras el asalto al campamento en el que protestaba contra Maduro.

El estudiante Gerardo Carrero lleva seis meses confinado en el cuarto sótano de un edificio del Servicio Bolivariano de Inteligencia, en condiciones calificadas como “tortura” por su esposa y abogado.

El 4 de diciembre fue la última vez que Gerardo Carrero vio la luz del sol, durante su traslado al tribunal. Desde hace seis meses, vive en la llamada “tumba”.

Ya no sabe cuándo es de día o de noche. La único que escucha es el paso del tren del subterráneo sobre su celda ubicada en el cuarto sótano de un edificio del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN), en Caracas.

Carrero es estudiante.

Dentro de su celda de 2 x 3 metros todo es blanco. La luz, que permanece las 24 horas encendida, es blanca también.

Solo tiene un colchón montado sobre una base de cemento. Las 24 horas del día es monitoreado por una cámara que todo lo ve.

La temperatura ronda entre los 15 y 18 grados centígrados.

Como esa celda hay otras seis, tres de ellas también ocupadas por otros jóvenes: Lorenth Saleh, Gabriel Valle y Juan Miguel De Sousa.

Así describe Carrero las condiciones en las que vive a su esposa, Mariana Serrano, quien al igual que él es estudiante de Ciencias Penales y Criminalísticas en la Universidad Católica del Táchira, en San Cristóbal, al oeste de Venezuela.

Carrero fue detenido en Caracas el 8 de mayo, durante el asalto que hicieron efectivos militares y policiales al llamado “campamento de la resistencia”.

Ese día, un grupo de estudiantes pretendió hacer resistencia pacífica de calle instalando carpas frente a la sede del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Caracas y 17 otros lugares de Venezuela.

Después de varios meses, de los 120 detenidos fueron liberados 112. Hoy, Carrero es uno de los cinco que permanecen privados de libertad y en proceso de juicio.

Carrero fue acusado obstrucción de las vías públicas, incitación a la desobediencia de leyes y tráfico de menor cuantía de drogas.

Dadas las difíciles condiciones en las que se encuentra, el pasado 7 de febrero Carrero y dos otros jóvenes iniciaron una huelga de hambre.

“Ahorita que está en huelga de hambre, cuando lo veo lo que hago es llorar. Yo no quiero que se muera”, dijo Mariana Serrano, su esposa de hace dos años y con quien tiene dos hijos.

“Cuando le pedí que desistiera de la huelga él me dijo: ‘Mariana yo estoy sepultado en vida, esta gente me está matando poco a poco, si esta gente lo que quiere es matarme yo voy a dar la guerra, voy a hacer un último intento para ser escuchado, para que sean respetados mis derechos’”, dijo Serrano a la Voz de América..

Esta es la segunda huelga de hambre que inicia Carrero.

“Hace la huelga de hambre pidiendo la unión de todos los venezolanos, por todos sus compañeros detenidos y por los presos políticos para que sean liberados. Piden el pronunciamiento de la ONU y que los saquen de ese lugar, porque no es apto para ningún humano”, agrega Serrano.

Carrero fue torturado tras su primera huelga de hambre en agosto pasado, según su esposa.

“Estando en el Helicoide [sede principal del SEBIN en Caracas] por una carta que le envió a [Nicolás] Maduro, y por la huelga de hambre en la que ya se encontraba, lo torturaron”, relató.

“El comisario Carlos Calderón le reclamó por qué hacía la huelga de hambre y él solo le respondió ‘libertad para Venezuela’. Luego de eso se lo llevaron a otro cuarto lo amarraron por las muñecas y lo colgaron durante 12 horas, y luego le dieron con unas tablas. Al día siguiente cuando lo soltaron cayó al suelo sin poder levantarse. Ese día era mi visita y yo noté una actitud extraña de los funcionarios y lo vi entrar cojeando y me contó todo esto. Además le dijeron que nos iban a matar a nosotros, a mí, a los niños, a su papá”, añadió Serrano.

Tras la denuncia de esta tortura fue trasladado a “la tumba”, como le llaman los mismos funcionarios policiales a la celda de confinamiento.

La situación judicial de Carrero no es la única que se registra en Venezuela, después de un año del inicio de las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro, quien ha dicho en el pasado que en este país “no hay presos políticos, sino políticos presos”.

El hecho se torna más grave cuando hay indicios para dudar de la independencia de los poderes del Estado.

El defensor del Pueblo, Tarek William Saab, representante de uno de los poderes del Estado, negó que en el SEBIN se practique algún tipo de tortura, pero posteriormente anunció que solicitó a esa institución policial “mejoras en las condiciones de reclusión a [los] cuatro detenidos”.

Los defensores de los detenidos cuestionan los testimonios de los reos por posibles temores a represalias.

“[Saab] dice haber entrevistado a uno de ellos, a Gabriel Valles, pero yo le pediría al defensor que no confíe mucho en un testimonio obtenido en el mismo lugar donde está siendo una persona torturada y con la presencia de los torturadores”, señaló Gonzalo Himiob, abogado de Carrero, quien por cierto solo ha podido verlo en el tribunal porque le han impedido visitarlo como lo contempla la ley.

Este tipo de “condiciones” a las que tienen sometidos a estos jóvenes no son nuevas en el mundo, según Himiob, y tienen como propósito “dejar secuelas psicológicas muy graves”.

Desde que está encerrado en la “tumba”, Carrero ha perdido 10 kilos, “aunque no se ha pesado desde que inició la huelga”, aclara su esposa.

“Me dijo que le duelen las piernas, que tiene dolor de cabeza, puntadas en el estómago. Antes, durante veinte días tuvo vómito y diarrea y lo que le dieron fue un suero y ya”, agregó.

El lugar donde cada martes y domingo Mariana ve a Gerardo está contiguo al espacio donde está aislado. Allí ha recibido a sus dos pequeños hijos, Gerardo y Santiago de seis y tres años respectivamente.

Allí hablan de un futuro juntos.

“Él quiere recuperar el tiempo perdido. Su papá le ha dicho que quiere que se vaya del país, pero Gerardo dice que no se va de Venezuela, que va a seguir luchando por un mejor país, de oportunidades, con seguridad para sus hijos”, dijo Serrano.

“Yo quiero que Venezuela sea igual a la misma en la que yo crecí. Con conciencia conozco la Venezuela del gobierno de Hugo Chávez, pero tengo conciencia de lo que comía antes, de que no te robaban por un par de zapatos”, agregó.

Pero para Mariana la esperanza es mayor que el temor.

“No tengo miedo, al contrario, cada día estoy más convencía y más fuerte. Gerardo y los que están presos se han encargado de demostrarnos que no estamos equivocados”, concluyó.

Publicado en voanoticias.com

Conseguir carne: misión imposible

Neveras vacías son constante en automercados y carnicerías en Venezuela.

 A la escasez de alimentos y productos básicos que enfrentan los venezolanos se suma ahora la de carne, que hasta ahora había sido esencial en su dieta.
“¡Aquí no se come carne, ni aquí, ni aquí tampoco!” La frase de un juego infantil tradicional venezolano refleja la realidad que enfrentan muchos de los venezolanos que ahora también sufren escasez de carne.

Luis Berríos es uno de ellos. Tiene 34 años y trabaja en el área aduanal, y ha tenido que salir de su trabajo por carne.

“Llevo tres días buscando carne”, dice al entrar en la carnicería de Miguel Simón en el este de Caracas. Es la cuarta que visita en la mañana.

“Tengo casi tres semanas sin comer carne porque no consigo y mi hijo de dos años comienza ya a comer carne. Cuando uno tiene hijos hace lo que sea necesario por alimentarlos”, dice con pesadumbre.

Berríos tiene la mitad de su vida bajo el gobierno chavista. Jamás imaginó que su realidad estaría tan cerca a la de Cuba, donde los ciudadanos no tienen acceso a la carne de res, que es considerada un artículo de lujo.

“No tengo esperanza de que esto cambie ni a corto ni a mediano plazo”, dice Berríos.

“Tengo esperanza de conseguir carne, de poder comprar lo que quiera, de no tener que hacer cola. Creo que todos los venezolanos nos merecemos eso, vivir bien. No merecemos estar en esta zozobra”.

El carnicero responde a Berríos que puede anotar su pedido en una lista y esperar cinco días a ver si le llega algo de carne.

En otras carnicerías hay carteles pegados en la nevera en los que se explica a los clientes que no ofrecen carne porque no pueden venderla a pérdida y por el “terror” a ser multados por despacharla a un precio superior al fijado por el gobierno.

Ese el mismo temor que confiesa Simón.

“Ahora trabajo con la reja abajo y a media luz porque tengo miedo de que venga algún funcionario del gobierno a sancionarme porque vendo la carne a un precio con el que pueda ganarle algo. De lo contrario tendría que cerrar”, explica Simón quien acaba de recibir un aumento del triple de lo que paga por el local que arrienda desde hace 28 años.

En febrero pasado el gobierno del presidente Nicolás Maduro fijó el precio del kilo de carne de primera en el equivalente a $1,13 dólares.

Pero Simón la compra picada en pedazos a $4 dólares por kilo, que luego vende en el equivalente a $4,07 dólares. Su ganancia es de menos de 10 centavos de dólar por kilo.

“Ellos [el gobierno] saben que la carne no puede venderse a $1,13 dólares por kilo. El mismo gobierno echó a perder la ganadería. La solución no es atacar a quienes están trabajando”, replica Simón.

En toda Venezuela se han visto afectadas por la escasez de carne unas 6.500 carnicerías que tienen sus neveras vacías. Según la Asociación Venezolana de Frigoríficos, al mes de abril de 2015 la oferta de carne ha disminuido un 74%.

Venezuela dejó de ser un país exportador de carne y autoabastecedor de su mercado después de sufrir una política de intervención y expropiación de tierras, y de controles estrictos de precios que iniciaron en 2013.

El gobierno importa más del 50% de la carne que se consume, según la Federación Nacional de Ganaderos, pero la escasez de divisas que enfrenta el gobierno le ha impedido continuar su política de importación de carne con precio subsidiado a Bs.6,30 bolívares por dólar.

Berríos prefiere apostar a su suerte y no se anota en la lista que le ofrece Simón. Sale de la carnicería a seguir buscando carne para él y su familia, quizás, aferrado a esa convicción de que los venezolanos merecen una vida mejor.

Publicado en voanoticias.com